Vídeo: Granizo como proyectiles

17 de Septiembre de 2010

La tormenta comenzó a las siete de la tarde. Primero llovió con fuerza. Después con más fuerza aún. Y después granizó. Las bolas de hielo caían como proyectiles por todo Cáceres. Circular fue una odisea. No sólo por el agua acumulada. Fíjense que trozos de hielo flotando por las calles. Varios conductores tuvieron que dejar su coche abandonado. A algunos de daba por reírse. Y a otros por convertir el garaje en piscina. O en pista de hielo. En cuatro horas cayeron cincuenta  litros por metro cuadrado, la mitad de ellos en sólo veinte minutos. Terminada la gran tormenta, toneladas de granizo se acumulaban en las calles de Cáceres, que por un día parecía una ciudad ártica

Vídeos relacionados