Vídeo: El gobierno valenciano podría haber incurrido en un delito de fraude electoral

26 de Mayo de 2010

La fiesta electoral del PP de Valencia en las autonómicas de 2007 podría tener un mal origen y peor final. Actos como ese podrían haberse financiado al menos en medio millón de euros de manera irregular.El juez que instruye el sumario del caso Gürtel advierte que la Generalitat valenciana podría haber incurrido en delito electoral, fraude fiscal, cohecho, prevaricación y falsedad.La empresa que dirigía Correa, Orange Market, habría realizado al PP donaciones encubiertas a través de  facturas falsas realizadas por cinco empresas de la trama.El magistrado tiene en cuenta varios informes de la Agencia Tributaria y de la Policía, pero Camps, al que le ha pillado la noticia en una inauguración, insiste en que todo es un montaje.El juez Pedreira ha quedado a la espera de un nuevo informe de la Agencia Tributaria sobre el PP nacional; la imputación del ex tesorero Bárcenas podría poner en duda la financiación de los mítines en las generales de 2008.