Vídeo: El gobierno rechaza un endureciemiento de la moderación salarial puesta en marcha con la reforma laboral

20 de Junio de 2013

Bajar salarios para ganar competitividad. Es la llamada flexibilidad interna, la receta incluida ya en la reforma laboral y de la que ahora el FMI pide una vuelta de tuerca. Una moderación salarial que apoya sin fisuras el Banco de España, cuyo gobernador ha asegurado esta mañana que permitirá continuar con el proceso de mejora de la competitividad de la economía. La realidad es que a finales del pasado año un trabajador español cobraba de media, según un estudio de Adecco,  1.639 euros al mes, es decir un 14% menos de la media de la unión europea, y hasta un 33% menos del salario medio en Alemania. Los datos de Eurostat señalan que entre 2008 y 2012 los costes laborales, sin incluir a la administración pública, aumentaron en España un 8,3%, en línea con la media de lo que ocurrió en el resto de Europa, pero la reforma laboral cambió la tendencia, desde que se aprobó los costes por  trabajador no han dejado de descender y acumula una caída del 4%. De momento el gobierno rechaza endurecer la ley para rebajar los sueldos y el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha vuelto a defender esta mañana que la reforma laboral ya está teniendo un efecto positivo. El ejecutivo, insiste, confía en la pronta salida de la crisis, como el banco de España, cuyo máximo responsable, Luis María Linde, ha asegurado hoy que el crecimiento llegará ya en el tercer trimestre del año.