Vídeo: El Gobierno facilita los desahucios por impago en alquileres

24 de Agosto de 2012

Diez días desde el primer impago y el inquilino de un piso alquilado podrá ser desahuciado. Es la principal medida de la ley de fomento del alquiler que aprueba este viernes el Gobierno. El arrendatario podrá alegar ante el juez, pero el propietario no tendrá que esperar una sentencia. Bastará con un auto para rescindir el contrato. La ley de fomento del alquiler da más poder al dueño, que podrá recuperar el piso para sí mismo o sus familiares si avisa con un plazo de dos meses. Pero también el inquilino podrá irse sin tener que pagar ninguna indemnización si lo comunica con un mes de antelación. Las medidas pretenden dar salida a parte de los cientos de miles de pisos vacíos y revitalizar este mercado, por el que tan sólo opta el 17% de la población española frente al 36% en la zona euro.