Vídeo: El Gobierno estudia rebajar los requisitos para que un despido sea procedente

4 de Junio de 2010

El Gobierno podría estar estudiando, en su esperada reforma laboral, la posibilidad de facilitar que las empresas con problemas puedan despedir pagando una indemnización de sólo 20 días por año trabajado. Se trata de rebajar los requisitos que se exigen a un empresario para considerar un despido procedente. En la actualidad ya existe esta posibilidad, pero las causas están tan mal definidas que los tribunales prácticamente nunca admiten un despido procedente. La patronal quiere que la caída de ventas o los impagos de clientes sean causas objetivas de despido. A falta de un acuerdo entre los agentes sociales, el Decreto que redacta el Gobierno también limita a dos años los contratos por obra y permitirá el sistema alemán de reducir las horas de trabajo en lugar de despidos.