Vídeo: La Generalitat abre un expediente sancionador a quien controló el trabajo del educador social

7 de Octubre de 2013

El educador social de Castelladans, acusado de abusar sexualmente de los jóvenes que tenía en acogida, tenía en su casa una habitación con cámaras, preparada con una cama de matrimonio y ambientada con música. El presunto pederasta animaba a los jóvenes que tenía en acogida a mantener relaciones sexuales con sus parejas y los grababa, según explica el abogado de cuatro de las víctimas de los cuales tres son menores el acusado tenía en acogida. Por lo que la Generalitat de Cataluña ha abierto un expediente sancionador a la fundación que controló su trabajo y ha cambiado el protocolo de control de acogidaLa Generalitat, después de tres meses de investigación, solo ha podido contactar con siete jóvenes que convivieron con el acusado y todos ellos han negado sufrir abusos por su parte. Además la consejera ha pedido perdón a los menores afectados por los abusos por no poder evitar los hechos.