Vídeo: Los funcionarios volverán a sufrir el impacto de la crisis en su nómina

26 de Diciembre de 2011

El nuevo Gobierno de Mariano Rajoy plantea, entre sus primeros recortes, mantener la congelación del sueldo a los funcionarios en 2012. Esta medida, que podría ser aprobada en el Consejo de Ministros del próximo día 30 de diciembre, afectaría a unos 600 mil trabajadores públicos y con ella se conseguiría un ahorro de 1.000 millones de euros, que contribuirían a reducir los 16.000 millones de euros en que ha fijado el Ejecutivo el déficit del Estado.Los empelados públicos se quejan de que cuando hay época de bonanza no les suben el sueldo y a la hora de hacer recortes son los primeros damnificados, "pero tal y como está el asunto, con tal de que no nos bajen se puede dar gracias", aseguraba esta mañana una funcionaria madrileña."Los funcionarios pagamos el pato", afirmaba otra, "y lo más triste es que el resto de los conciudadanos se alegran" porque, a su juicio, tienen una idea errónea del trabajo que realizan.Los empleados públicos se quejaban también de que "en la administración pública hay mucha diferencia entre los de a pie, los soldaditos, y los altos cargos". "Las diferencias son bestiales", critican, y denuncian que haya gente con 30 años de antigüedad en su puesto que esté cobrando mil euros al mes."Que se lo quiten primero a ellos que son los que han creado la trampa", protestaba otro funcionario en la capital. Los menos son los que se muestran comprensivos con la medida: "No lo veo mal si realmente las cosas van mal y el dinero se aprovecha bien".En el lado opuesto están en esta ocasión los pensionistas que verán revalorizadas sus pensiones a partir del 1 de enero, cumpliendo así con uno de los compromisos electorales del nuevo Ejecutivo del PP.