Vídeo: Fumar en la calle también molesta al vecindario

6 de Enero de 2011

Es la imagen más repetida a la salida de los bares de copas de Madrid y los fumadores resignados. Inconveniente para ellos pero también para los vecinos. Más grupos de gente a la puerta de los locales, es también más ruido. Algunos hosteleros ya han sufrido las quejas vecinales, pero tampoco pueden obligar a nadie a estar en la calle. Los porteros tendrán ahora más trabajo, hay que inventarse nuevos sistemas. Pero incluso los adictos al tabaco, sacan algo positivo a la nueva ley. De momento transición tranquila a las noches de fiesta sin humo.