Vídeo: Fuertes medidas de seguridad en las vacaciones de las Obama en Andalucía

7 de Agosto de 2010

El sur de España es desde hace tres días el lugar más seguro del mundo. El aeropuerto, el hotel, la playa, la Alhambra e incluso la heladería escogida por las Obama están tomados por las fuerzas de seguridad españolas y la guardia pretoriana que acompaña a la Primera Dama y a su hija pequeña.Cada vez que una de ellas sale de paseo un cortejo de hasta 15 todoterrenos sigue sus pasos. Los hemos visto en todas sus visitas.  Todo es poco para garantizar unas vacaciones seguras a las mujeres del presidente.La jornada playera de las Obama lo dejaba muy claro. Cien metros de la playa sólo para ellas aunque a un milímetro del cordón policial decenas de ojos las miraban. Y el chapuzón de Sasha incluía un guardaespaldas a escasos cinco metros de la niña. Con uniforme o de paisanos, desde el aire, en el agua y también en el subsuelo los agentes que custodian a Michelle y Sasha Obama saben que de ellos depende el éxito de tan esperada visita. Está en juego la seguridad de la mujer y la hija del presidente y también la imagen de España. Una imagen perseguida por periodistas de todo el mundo con una repercusión informativa valorada en 800 millones de euros. Pero enfrentarse a tanta seguridad es casi una misión imposible y quizá por eso las imágenes de las Obama en España sean siempre tan fugaces.