Vídeo: Frescos, pero de máquina

10 de Noviembre de 2012

Llegar a una tienda y encontrarla cerrada ya no tiene por qué ser un problema... Cada vez son más los establecimientos en las que se ha instalado una máquina 24 horas. Carne y embutidos o pescados envasados el mismo día, al mismo precio que en tienda, 365 días al año... ¿El resultado? Más ingresos. En una pescadería nos confirman que unos 500 euros semanales más de ingresos. "Trabajamos más y también vienen muchos curiosos a ver la máquina y acaban comprando", nos cuenta el pescatero. La gente, encantada. Si se les ha olvidado algo o por el trabajo no les ha dado tiempo a acudir a la tienda en horario comercial. Con la crisis, cada vez más pequeños comercios han decidido instalar máquinas expendedoras. De esta manera, pueden vender sus productos las 24 horas del día, en pleno debate sobre la liberalización de horarios. Sacha Cardoso, de la empresa de instalación de estas máquinas expendedoras, nos habla de sus ventajas: "Tiene muchos beneficios, no tienen que abrir más horas y fidelizas al cliente". Las lecherías fueron las pioneras. Las hay que llevan más de dos años con este servicio 'self service' y sus clientes ya no compran en otro sitio la leche fresca del día. Eso sí, olvídense de darles conversación. Eso déjenselo al tendero de toda la vida.