Vídeo: El fraude de las tarjetas de crédito, un clásico del verano

13 de Agosto de 2013

Recomiendan rapidez para desactivarlas en cuanto se detecte algún pago indebido. No llevar la tarjeta de crédito encima es la mejor receta para que en verano no nos den un susto con la tarjeta. Ir sin ella a la piscina o la playa es la primera recomendación. Después, activar todos los sistemas posibles como el pin o el aviso sms de las compras. En las tiendas refuerzan la seguridad con cámaras para evitar robos. La Guardia Civil recuerda: en Internet es muy fácil usarlas sin apenas filtros de seguridad.