Vídeo: Flores por garbanzos

9 de Octubre de 2012

Cada vez son más los párrocos que piden a sus feligreses que cambien las ofertas florales por comida. La respuesta es tan buena que han organizado almacenes en la sacristía con los que atienden hasta a una quincena de familias sin recursos cada semana. Este año la hermandad de la Virgen de Valme, en la localidad sevillana de Dos Hermanas, no quiere flores porque pretende dar de comer a los pobres. La propia hermandad ha decidido destinar dos terceras partes de su presupuesto para flores a comprar alimentos. La idea no es nueva. Bormujos también cambió este año flores por alimentos.