Vídeo: La Fiscalía de Seguridad Vial pide que los delitos cometidos al volante se traten por separado

24 de Marzo de 2011

Accidente provocado por un conductor bebido: 6 meses de cárcel. Conducción temeraria: 2 años de prisión. Penas que se imponen sin valorar las circunstancias personales y sociales del conductor. Expertos criminólogos han estudiado varios casos y han descrito tres perfiles de conductores: el que tiene problemas de alcoholismo, el que comete un delito de forma ocasional y el más peligroso: el que traslada su modo de vida violenta a la carretera. La Fiscalía alerta además de un tipo de multireincidente, cada vez más habitual. El porcentaje de los que han cometido dos o tres delitos de tráfico llega ya al 30%.