Vídeo: La Fiscalía rechaza la puesta en libertad de Otegi al distinguir el devenir procesal y el polític

28 de Octubre de 2010

La Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha opuesto a que el ex líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, salga de la cárcel en relación a la causa que está investigando por la reconstrucción de la formación ilegalizada a través de Bateragune.La defensa de Otegi había solicitado que su cliente quedase en libertad ante "el devenir de los acontecimientos políticos", pero en su escrito el Ministerio Público ha dejado claro que esa circunstancia es "ajena al devenir procesal".Ese mensaje le ha llegado izquierda abertzale desde los tribunales y también desde los partidos democráticos.El lehendakari Patxi López ha reiterado que si Batasuna quiere estar en las próximas elecciones "tienen que romper amarras con la violencia y tienen que trabajar con los demás para conseguir que ETA desaparezca". Además, López ha recordado que en un Estado de Derecho son los "tribunales quienes deciden quien puede o quien no puede presentarse".En esa misma línea se ha pronunciado el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, que ha comparecido junto al lehendakari, Patxi López en la sede de la Presidencia autonómica en Vitoria. Chaves ha insistido en que si la izquierda abertzale ilegalizada desea concurrir a las elecciones de mayo primero debe dar pasos para desmarcarse de ETA y cumplir la ley de partidos.En una entrevista en Telecinco, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, también ha asegurado que "ahora ETA es la que debe dar el paso decisivo y definitivo, y a partir de ahí se abrirá una nueva etapa que ya veremos".Por su parte, el Partido Popular ha ido un poco más allá en sus exigencias al afirmar que Batasuna debería "condenar taxativamente la violencia y someterse a una cuarentena" antes de poder presentarse a las elecciones."El partido popular está de acuerdo en que se necesitaría por lo menos una cuarentena de cuatro años", ha señalado el portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero.