Vídeo: Final feliz en el desahucio de una mujer en Granada

22 de Marzo de 2013

A pesar de la presión, ayer solo consiguió 24 horas más porque la comitiva judicial cambió la cerradura de su piso de alquiler cuando se fue todo el mundo. Esta mañana Teresa recogía sus cosas, pero contenta. "Feliz porque no voy a dormir en la calle", decía emocionada. El Ayuntamiento de Armilla, la localidad donde trabajaba Teresa, le ha conseguido un piso. "Hemos facilitado unos meses sin que tenga que pagar el alquiler, ayudas a los alquileres siguientes e intentar ayudarle con los trámites para que cobre las ayudas que tiene la Junta Andalucía para situaciones como la suya" explicaba Gerardo Sánchez, alcalde de Armilla. Esta tarde a las ocho, volvería a tener un hogar. Ahora falta que esta mujer de 50 años, víctima de violencia de genéro y con tres hijos, encuentre de nuevo un empleo.