Vídeo: La filial belga de Dexia, desmantelada y nacionalizada

10 de Octubre de 2011

El pacto entre Francia y Bélgica para rescatar el banco Dexia incluye que el Estado belga se quede con la rama de la entidad en este país a cambio de unos 4.000 millones de euros, según informaron hoy varios medios. La rama francesa sería comprada por el Estado francés por una cantidad que rondaría los 700 millones. El pacto entre ambos Gobiernos, cerrado hoy por el primer ministro belga en funciones, Yves Leterme, y el primer ministro francés, François Fillon, incluiría también el reparto de las garantías de ambos estados a un "banco malo" que se haga cargo de los "activos tóxicos". Duración: 59"