Vídeo: Fervor en volandas

9 de Mayo de 2010

Ha sido una noche larga para muchos devotos valencianos que peregrinan desde diversas localidades de la provincia hasta llegar al corazón de la capital, La Plaza de la Virgen. De madrugada se ha celebrado ya una primera misa. Y poco después del amanecer, la Misa de Infantes ha emocionado a los fieles. Pero sin duda, el acto que más lágrimas hace brotar es el traslado de la imagen de la Virgen desde su Basílica hasta la Catedral de Valencia, para la misa pontifical. La imagen es transportada a hombros alrededor de la plaza mientras una multitud enfervorizada se esfuerza por acercarse a ella, tocar su manto y llamarla "guapa". Sobre todo padres con niños, ya que se trata de una tradición familiar. Los padres traían a sus hijos desde que eran bebés y los padres de ahora siguen trayendo a sus hijos a este acto para que la Virgen les bendiga. Por eso resulta curiosa la imagen de niños, en ocasiones muy pequeños que son trasladados en volandas de brazo en brazo hasta que logran tocar el manto y después son devueltos a sus padres.