Vídeo: 80 familias cántabras en la calle por decisión del gobierno autonómico

17 de Julio de 2010

37 años viviendo en una casa, 40 regentando un taller, 50 soñando con vivir aquí y así hasta 80 historias diferentes, las de unos vecinos de Cantabria que están a punto de perder sus casas y negocios. Les expropian por sorpresa para construir más de 1000 viviendas sociales y lo peor es que se han enterado por el periódico. A muchos les cuesta reprimir las lágrimas al imaginar que el lugar en el que han vivido toda la vida y en el que pensaban disfrutar de su jubilación va a desaparecer. Y, aunque le Gobierno no parece dispuesto a dar su brazo a torcer, estos vecinos tratan de frenar como sea el derribo de sus casas. No quieren ni oír hablar de dinero, solo quieren seguir viviendo en el Bojar.