Vídeo: Ni una fallecida con pulsera.

11 de Octubre de 2012

Desde el centro Cometa se controlan las 780 pulseras contra maltratadores que actualemente hay funcionando en España.  En esta sala, saltan las alarmas cuando un malatratador se acerca a la zona de seguridad. Se llama a la policía primero, después a la víctima para que sepa que su maltratador está cerca y por último al maltratador para indicarle que se aleje de la zona de seguridad. Quebrantar la orden de alejamiento, supone un delito por lo que el centro cometa, cuando salta este tipo de alarma manda un informe al juzgado para notificarselo. La pulsera la tiene que llevar puesta el maltratador 24 horas al día, manipularla tambiéne está penado. Desde que esta medida telemática entró en vigor de forma habitual, no ha fallecido ninguna mujer protegida por ella.