Vídeo: Un estudio de la Fundación BBVA investiga los problemas de lenguaje como modo para detectar el Alzhe

21 de Septiembre de 2010

Pérdida progresiva de la memoria, problemas al hablar, desorientación. Todo se queda en el olvido: su nombre, el de su esposa, sus hijos, en definitiva su vida y sus recuerdos.Lo llaman el mal del Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa que afecta a cerca de 650.000 personas en España y 35 millones en todo el mundo. Coincidiendo con el Día Mundial del Alzheimer, la Fundación BBVA ha publicado un estudio que investiga los problemas de lenguaje como modo para detectar la enfermedad. Un corpus lingüístico diseñado a partir de las definiciones de 212 personas mayores: 107 sanas y 105 enfermos de Alzheimer de entre 55 y 93 años. El punto de partida es que las definiciones de categorías de los enfermos, tanto de seres vivos como de los no vivos, se deterioran en las primeras etapas de la enfermedad, al irse deteriorando también los conceptos de las categorías. Pero una hipótesis adicional revela que se pierden antes las categorías de los seres vivos. Un instrumento fundamental para el estudio del deterioro semántico en cualquier patología que suponga un déficit conceptual. Pero especialmente en la demencia semántica y en el Alzheimer. Una enfermedad que se manifiesta a partir de los 65 años, pero también se han dado casos en personas más jóvenes de 40. Es la causa de dependencia y mortalidad más frecuente en las personas mayores. Hoy en día, la investigación para su diagnóstico precoz está ligada a la genética y a la biología molecular.