Vídeo: Esperando una llamada

12 de Octubre de 2012

Este verano los incendios castigaron Valencia con especial dureza. Más de 50 mil hectáreas quedaron arrasadas por las llamas. Para ayudar a los municipios afectados, el gobierno valenciano prometió que contaría con la ayuda de parados para las labores de limpieza y reconstrucción. Aseguraron que comenzarían a trabajar la segunda quincena de octubre. Sin embargo, pasan los días y ningún empleado ha recibido noticias de la administración. Nadie sabe cómo ni cuándo empezarán estos trabajos.