Vídeo: España pretende atraer a la creciente clase media china mediante el turismo cultural

31 de Agosto de 2010

Ivana Casaburi, profesora de ESADE y experta en Asia, ha afirmado que "China ha sido, es y será la fabrica del mundo". Además, en diez años podría llegar a tener una clase media amplia y llegar a la cifra de 600 millones de consumidores potenciales.En cambio, China tiene dos puntos débiles. Sus directivos están acostumbrados a la gestión. "Se tienen que ir formando para negociar y adquirir ciertas habilidades de negocio con desconocidos. También, existe una percepción negativa sobre los productos chinos", ha sentenciado.En cuanto a las diferencias entre las empresas españolas y las chinas, la profesora ha indicado que "no podemos producir igual en rapidez y costes, en cambio, en la gestión de servicios les adelantamos".La experta ha confirmado que España tiene los brazos abiertos a China, favoreciendo su llegada a Europa. "España puede ser la puerta de entrada china al mediterráneo". El turismo puede ser otra forma de atraer a los chinos. "Están hambrientos de conocer mundo viajando", ha asegurado.Además, Ivana se ha mostrado convencida de las posibilidades de nuestro país. "España no puede ofrecer rascacielos ni turismo de compras y lujo, sino que podemos ofrecer turismo cultural y creatividad", ha sentenciado Casaburi.Sin embargo, la relación entre España y China a día de hoy es muy desigual. Por cada euro que les vendemos, ellos nos venden siete.Además, el país asiático apenas invierte sus enormes ahorros en España. China ocupa el puesto 23 en la inversión extranjera en España y, sin embargo, es el segundo inversor a nivel mundial.