Vídeo: Una España como Miguelín

30 de Agosto de 2010

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha presentado hoy a España en la Exposición Universal de Shanghài como un país "atractivo", con "fuerza" y un futuro del tamaño de Miguelín. El aludido, es el bebe robotizado gigante de seis metros que se expone en el pabellón español de Shanghái.El jefe del ejecutivo español ha visitado los pabellones de China y España en la exposición universal, acompañado de la ministra de Innovación y Tecnología, Cristina Garmendia, del ministro de Industria, Miguel Ángel Sebastián, y del alcalde de Barcelona, Jordi Hereu. En el pabellón español ha podido el presidente ha sido recibido con un aurresku, la danza tradicional vasca de homenaje a las autoridades. En dicho pabellón figuran cosas representativas a la cultura española, a la que se ha sumado la copa del Mundial de fútbol de Sudáfrica, que figura en un lugar privilegiado.Durante su visita Zapatero ha sido acogido por varios las autoridades chinas y por numerosos curiosos que se agolpaban a su llegada para saludarle. En su paseo por la exposición no han faltado las anécdotas, desde la niña que le ha entregado un ramillete de flores y que se ha visto sorprendida por los dos besos que le ha dado el presidente, hasta los ciudadanos chinos, a los que Zapatero ha enseñado a pronunciar su apellido.