Vídeo: España en 2018: las expectativas no mejoran

6 de Febrero de 2014

Agustina, mantiene a su hijo y a su nieto. Javier, investigador, quiere irse de España, y Luis, estudiante, se teme que tendrá que volver a casa de sus padres. Son tres perfiles de un mismo futuro: el de nuestro país en 2018. Para entonces el veinte por ciento de la población tendrá más de 65 años. Así que la población activa habrá bajado, porque además el paro seguirá superando el 20%. Por eso muchos españoles se plantearán hacerse autónomos o emigrar. Pocas esperanzas para una generación que verá cómo cambia el modelo familiar: hasta cuatro generaciones -abuelos, padres, hijos y nietos- vivirán en la misma casa. Sobre todo porque para muchos la independencia será económicamente inviable.Son las pesimistas conclusiones de un estudio del Centro Reina Sofía. Lo optimista: que los valores cambiarán, y la sociedad española será cada vez menos conformista.