Vídeo: Escondía la droga en la matricula del coche

26 de Agosto de 2010

Con una ingeniosa matrícula móvil instalada en su coche, el mayor traficante del Vallés oriental de Barcelona, escondía la droga sin llamar la atención de los Mossos d'Esquadra. El mecanismo funcionaba con un mando a distancia ubicado en la parte posterior del holograma del coche. Cuando se activaba, se abría un compartimento donde escondía 250 gramos de cocaína y una agenda con el número de sus clientes y sus operaciones. El hombre, de 32 años, operaba desde su casa, donde  los agentes encontraron una plantación de marihuana. Pero la sorpresa fue aún mayor, cuando los Mossos decidieron registrar su vehículo. El detenido, que ingresó en prisión el 31 de julio, mantenía un nivel de vida muy elevado gracias a los ingresos que obtenía con estos negocios ilícitos.