Vídeo: Ensaimadas artesanales en peligro

15 de Julio de 2012

Miquel envuelve sus últimas ensaimadas y se despide de sus clientes después de una vida entera, 50 años, entregada a este horno del centro de Palma que lleva abierto desde 1565. Y de un plumazo han pasado casi cinco siglos pero las ensaimadas y los cremadillos de hojaldre, su especialidad, se siguen elaborando como el primer día: en este horno de leña y de manera artesanal. Ahora, sin relevo generacional, nadie seguirá sus pasos. Nieves ha aprendido el oficio al lado de Miquel, considerado el gran ensaimador de Mallorca. La primera ensaimada data del año 1600 y ojo, porque es tan inimaginable que mezclaba dulce con salado. Para Miquel, que ha llegado a hacer hasta 40 tipos diferentes, sigue siendo su favorita. Una vida dedicada a endulzar la de los demás. Y como muestra de agradecimiento se está grabando un documental con su historia que se ha financiado gracias a la aportación de más de 150 micromecenas. Miquel echa el cierre a su "vida dulce" con  la misma serenidad y el mismo lema que ha mantenido siempre: paciencia, ya lo saben. El secreto de un maestro artesano.