Vídeo: Un mes de encierro contra el cierre del Instituto de Cardiología de Madrid

9 de Diciembre de 2012

Ventanas nuevas, colocadas hace sólo dos semanas y televisiones planas para un hospital que cierra. En el baño, un perchero recién puesto. Este centro se clausura justo cuando lo acaban de renovar."En los últimos años se han gastado cinco millones en rehabilitarlo y ahora lo abandonan", dice José Antonio Rivera, presidente del comité de empresa.Madrid se queda sin su instituto de Cardiología. El gobierno regional se agarra a ese nombre para justificar el cierre. Se comprometieron a no cerrar hospitales... pero dicen que esto no lo es, porque se llama instituto. Los trabajadores le contradicen."Claro que es un hospital. Lo pone en la documentación y en los carteles que hay en el propio hospital", dice Jesús Barceló, Jefe de Mantenimiento.Los 60 interinos se ven en la calle"No sabemos qué va a ser de nosotros", se lamenta José Antonio Casas, interino.Y a los 120 fijos están pendientes de ir a otro centro. Ellos luchan para que siga abierto el suyo, que tiene 65 años de historia. Llevan 30 días encerrados."Es importante; primero por la sanidad pública y segundo, porque es un hospital de referencia que vacía las listas de espera de otros hospitales", explica Carmen González, enfermera.Los usuarios de la sala de rehabilitación cardiaca ya lo han sufrido."Han llamado para pedir cita a su centro de salud y se la han dado para 2014", dice Alicia Cambronero, que también es enfermera.En este hospital, casi no tenían que esperar"Tenemos lista de espera de un mes y otros centros la tienen de ocho, o diez meses. Eso es lo importante", cuenta Fernando Núñez, oficial administrativo.El próximo día 31 el centro cierra del todo. Ya lo vemos a medio desmontar. Cajones vacíos y dietarios de un año que si nadie lo remedia será el último."Es una situación extraña, hace dos días estaba lleno de gente, lleno de vida...", recuerda José Manuel Ramos, Auxiliar administrativo.Y ahora, en los pasillos sólo resuena un silencio demoledor.