Vídeo: Encerrados bajo tierra

7 de Septiembre de 2010

La grave crisis que sacude al sector minero en España ha provocado la protesta de cientos de trabajadores por toda la cuenca leonesa. Decenas de mineros se han encerrado en varios yacimientos, a más de 500 metros de profundidad porque ya no ven otra salida. Exigen el pago de sus nóminas y están indignados porque el ministerio de Industria ha retrasado hasta el día 15 la reunión que puede desbloquear el conflicto. La falta de luz natural, los 16 grados del entorno y el altísimo grado de humedad del ambiente (en torno al 80 por ciento) está empezando a hacer mella en su salud. Quieren que se firme un acuerdo para mantener el sistema de subvenciones al carbón nacional, cuestionado por la Comisión Europea. Sin esas ayudas, la mina española está condenada a la extinción. El futuro inmediato de las cuencas es oscuro. Siempre lo ha sido. Y en 2014, llegará la puntilla. Porque en Europa sólo podrán permanecer abiertas las minas que no reciban ayudas públicas.