Vídeo: El Enano afirma que inyectó a la joven rumana un chute de heroína para robarle el coche

28 de Julio de 2010

Decenas de agentes y vallas para controlar a periodistas y a la multitud que esperaba a Alejandro de Abarca, el asesino de la joven rumana en Palma. Ha podido tapar su rostro, pero no los oídos para escuchar los insultos de una población indignada.El conocido como ‘el Enano’ declara ante el juez después de que ayer, por fin, accediera a hablar con la Guardia Civil. Primero lo negó todo, pero luego acabó confesando y el móvil estaba claro. Fue violento porque le urgía ir a Son Banya, el poblado de la droga. Necesitaba la heroína y allí también compró ‘speed bull’, anestesia para caballos. Reconoce que iba completamente colocado y no se sabe qué hizo con Ana durante las más de diez horas que pasaron hasta que la mató.Asegura que le inyectó un chute de heroína que le provocó la muerte. De ser así, habría tenido una muerte dulce antes de que le prendiera fuego al coche, con ella dentro para borrar huellas. Los abogados de la familia de la víctima piden prisión sin fianza por el riesgo de fuga.