Vídeo: El dueño de la furgoneta que explotó en barajas relata su secuestro

3 de Mayo de 2010

Estacionado en el parking de una estación de esquí, el dueño de la furgoneta que explotó en la T4 de Barajas el 30 de enero de 2006, se disponía a cenar cuando varios individuos con los rostros tapados le apuntaron con una pistola. Los secuestradores que se identificaron como miembros de ETA le esposaron y encapucharon para llevarse su vehículo. El joven estuvo tres días encerrado en el maletero de un coche y fue liberado poco antes de que el modulo D de la T-4 saltara por los aires causando dos muertes. Así, lo ha relatado en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Nacional contra Igor Portu, Martín Sarasola y Mikel San Sebastián como presuntos autores del atentado que supuso el fin de la tregua de ETA.