Vídeo: Se dispara el robo de cobre

6 de Septiembre de 2010

Compran cobre como en cualquier otra chatarrería. Es un mercado activo que aporta grandes beneficios; por eso, llegan hasta ellos muchos delincuentes que intentan vender el metal robado.La mayoría son comercios legales, colaboran con la Policía y se niegan a comprar material sospechoso. Aunque saben que existen chatarrería ilegales que además de quitarles clientes sirven de punto de blanqueo para el cobre robado.Otro destino habitual para este metal ilícito es el mercado internacional, en su mayoría, economías emergentes. Hasta allí el cobre llega camuflado en barcos o camiones. Existe un mercado negro en torno a este producto.Sólo en Cataluña, la Policía ha detenido a 500 ladrones de cobre en lo que llevamos de año. Aún así este negocio es tan lucrativo que este tipo de delitos lejos de desaparecer ha aumentado considerablemente.