Vídeo: La Diputación de Guipúzcoa pretende cobrar a los conductores foráneos para financiar sus carreteras

13 de Junio de 2013

La Diputación de Guipúzcoa asegura necesitar más dinero para financiar sus carreteras y propone la siguiente medida: convertir la N-1 en una vía de pago con un sistema de arcos que efectúe los cobros a distancia, sin necesidad de que los vehículos se detengan. Con una salvedad, los conductores guipuzcoanos no se verían afectados por la medida. También la A-15, que conecta con Navarra, podría convertirse en una vía de pago. Los conductores creen que la idea sólo responde a un afán recaudatorio. Y los transportistas, por su parte, opinan que ya son demasiados los impuestos que pagan ya que muchos temen que ese dinero lo abonaran de sus bolsillos. La Diputación ha pedido permiso a la Unión Europea para establecer este tipo de peajes aunque, en principio, no será tarea fácil.