Vídeo: Le dijeron que uno de sus dos gemelos había muerto en el parto, pero los restos exhumados son los de una niña de siete meses.

22 de Noviembre de 2013

Llevan 28 años viviendo en la sospecha; no había historia clínica ni causa del fallecimiento.  Su madre, se resistía a creer que uno de sus gemelos murió al nacer y la ciencia acaba de añadir la prueba definitiva.  Llevan toda la vida llevando flores a una tumba que ha resultado ser la de una niña de 7 meses.  Creyeron haber enterrado allí a su hermano Juan Ignacio, pero los restos analizados de ADN no eran los de un niño recién nacido, sino los de una niña de 7 meses, sin relación genética con su familia.Su caso ha sido cerrado hasta 3 veces, tras años de denuncias, ellos mismos han costeado la exhumación y la analítica de ADN.  Además, todo este tiempo, han pagado las cuotas del cementerio.Dicen que a pesar de la rabia y la impotencia, su único sueño es poder mirarle a los ojos y celebrar su cumpleaños.