Vídeo: La difícil tarea de encontrar sitio en la playa

6 de Agosto de 2010

En pleno verano, las playas valencianas se llenan de gente desde primera hora de la mañana. Las sombrillas no dejan ver la arena, los bañistas se aprietan y las toallas se amontonan casi unas encima de otras. Muchos se pegan el gran madrugón para coger hueco desde primera hora de la mañana. A las 7.30 ya se pueden ver sombrillas y toallas a la espera de que lleguen sus dueños. Y otros no madrugan, porque dejan sus artilugios playeros colocados una vez cae el sol hasta el día siguiente. La playa de Cullera es un buen ejemplo en agosto de una playa totalmente abarrotada de gente. Los bañistas se quejan de lo complicado que resulta llegar hasta la orilla, pero al final todos se lo toman con humor, porque al fin y al cabo, de vacaciones siempre se está bien.