Vídeo: La deuda de las administraciones asfixia a los proveedores

24 de Febrero de 2012

El Ayuntamiento de Conil de la Frontera, en Cádiz, debe seis millones de euros. Las facturas se amontonan en los archivadores de las dependencias municipales. Que el Gobierno dé salida a sus deudas actuales, un gran problema para muchas pymes que dependen del consistorio, es un parche pero no una solución. Quieren que, además, se delimiten sus competencias y se arreglen sus problemas de financiación. Un ejemplo de los problemas de la cadena de impagos es la empresa Tech Luz, de Granada. LLegó a facturar 12 millones de euros y a tener 60 empleados pero ahora sólo tiene cinco "y gracias", asegura su propietario. La deuda más antigua es del Ayuntamiento de Marbella. 23.000 euros desde 2001.La plataforma de Afectados por la Morosidad asegura que, en los últimos años, se han cerrado unas 300.000 empresas por impago público. También creen que la financiación de la deuda actual podrá salvar del cierre a muchas empresas pero que lo importante es que se eviten los impagos en el futuro