Vídeo: Detenidos los gerentes de una residencia por estafar a una anciana

31 de Mayo de 2013

Un andador en mitad del jardín es la única señal de que un chalet de Galapagar era una residencia. Ahora está cerrada. Sus gerentes hicieron firmar varios documentos a una anciana de 85 años para poder quedarse con todo su dinero.  A los vecinos les sorprendía que el centro siguiera funcionando con los pocos residentes que tenía. La realidad era que pagaban las facturas con el dinero de la anciana. Desde la Asociación madrileña de dependencia aclaran: un anciano nunca debe firmar ningun poder notarial en favor de la residencia.