Vídeo: "Los han detenido injustamente porque no han hecho nada, salvo defender a su país y a su bandera"

13 de Septiembre de 2013

Continúan detenidos 11 de los ultras que asaltaron un local de Madrid durante la celebración de la Diada. Tres de ellos son conocidos dirigentes de la extrema derecha. A los detenidos se les imputan delitos de lesiones, desórdenes públicos y daños contra los derechos fundamentales. Algunos de sus amigos se han acercado esta mañana a los juzgados de plaza de Castilla, donde prestan declaración, para mostrarles su apoyo. Tapados con gorras y por la pancarta que portaban y en la que se podía leer "son patriotas, no terroristas", han defendido la inocencia de los detenidos asegurando que "los han detenido injustamente porque no han hecho nada, salvo defender a su país y a su bandera".