Vídeo: Desmantelada una red de prostitución en Levante

2 de Mayo de 2012

Por fuera un chalé de urbanización como cualquier otro. Por dentro una prisión donde varias mujeres dormían hacinadas en literas instaladas en el garaje.  Un lugar al que llegaban después de cumplir como esclavas sexuales, por 25 euros el servicio. Así consta en los registros a mano con sus nombres en las casillas. la policía encontró los burdeles donde las explotaba una organización criminal, dos en Cartagena y uno en Santa Pola, Alicante. Las mujeres rescatadas en esta operación son de la Europa del Este y de Sudamérica; orígenes que, junto a las víctimas que las mafias traen de Africa, forman el grueso de la trata para prostitución.   Acaban en el burdel para pagar entre 15.000 y 20.000 euros de deuda por salir de sus países. 6 de cada 10 cayeron en las redes traicionadas por amigos y familiares.Como en Alicante y Murcia, los proxenetas vigilaban a las mujeres mediante un circuito cerrado de cámaras, que el cabecilla de la red controlaba desde su casa. También les hacían vender droga a los clientes.  Hay seis explotadores detenidos, originarios de Rumanía, Ucrania y España, que podrían enfrentarse a penas de entre 8 y 12 años de cárcel.