Vídeo: Desmantelada en Madrid una red que controlaba con cámaras a prostitutas

14 de Febrero de 2011

No ver, no oír y no hablar. Los vecinos del distrito de Arganzuela, en Madrid, poco saben decir de los que lo veían y lo escuchaban todo en sus pisos convertidos en prostíbulos. La Policía ha desarticulado una red de prostitución que tenía micro cámaras instaladas en los pisos donde explotaban a 38 mujeres, la mayoría irregulares. De esta forma controlaban los pagos que hacían los clientes en los cuatro prostíbulos. De momento, no se sabe si también habían grabado a clientes. Contaban con al menos 20 cámaras de vigilancia. Sin embargo, en el bloque donde dirigían todo no advirtieron nada. Y nada menos, porque detrás de esos saludos se escondían los presuntos implicados en un delito de tráfico de seres humanos.