Vídeo: Descubre a los 47 años después, que fue un bebé robado.

4 de Diciembre de 2012

Antes de hablar, se emociona y son los aplausos los que le animan a seguir.  Su historia es del todo increíble.Al morir sus padres adoptivos, Enrique decidió investigar. Encontró el nombre de su verdadera madre.Las pistas le llevaron de Huelva a Bilbao, donde nació hace 47 años en un centro regentado por monjas.  A su madre la engañaron para que firmara unos documentos... sin saberlo le estaba dando en adopción.Su madre no ha querido estar presente ante los medios, pero dice que el reencuentro fue muy emocionante.  Descubrió que además tiene padre y hermana.Pero defiende que sus padres adoptivos actuaron de buen fe, que la mayoría actúa pensando que todo es legal.Hace solo unos días la audiencia provincial de Huelva, decidió cerrar la vía penal en el caso de los bebés robados (en decenas de denuncias), al considerar que los delitos han preescrito.