Vídeo: Desarticulada una red de trata de mujeres asiáticas

9 de Enero de 2014

La Policía irrumpe en un chalet de Móstoles, en Madrid, donde encuentran a tres jóvenes chinas que estaban siendo obligadas a prostituirse. Estas mujeres apenas hablan castellano, solo salen a la calle para prestar sus servicios. Eran retenidas en chalets y obligadas a prostituirse en karaokes y hoteles. Las meretrices debían estar disponibles las 24 horas del día y sus clientes eran compatriotas que buscaban chicas jóvenes y sexo sin preservativo. Otras cinco víctimas han sido liberadas y sus proxenetas  detenidos. Son seis hombres y dos mujeres que  las habían engañado en su país de origen.