Vídeo: Desarticulada una organización internacional que transportaba hachís oculto en el interior de transformadores eléctricos industriales

11 de Mayo de 2013

Agentes de la Policía Nacional, con la colaboración de la SOCA británica, han llevado a cabo una investigación conjunta, judicializada en el Juzgado de Instrucción número Tres de Denia, que ha permitido la desarticulación una organización internacional que transportaba hachís oculto en el interior de transformadores eléctricos industriales y se ha incautado de 322 kilos de sustancia estupefaciente. Adquirían la droga en España para posteriormente envasarla, transportarla y distribuirla en el Reino Unido. Siete miembros de la trama investigada fueron detenidos en Elche (Alicante) y sus dos dirigentes en el país británico. Se han llevado a cabo tres registros domiciliarios en las localidades alicantinas de Orihuela y Elche donde además se ha intervenido una escopeta con los cañones y la culata recortados, una pistola simulada, trece cartuchos y tres máquinas de envasar entre otros efectos.La operación se inició el pasado mes de enero. Los investigadores tuvieron conocimiento de la presencia de una organización criminal en la costa levantina, concretamente en la localidad de Denia y alrededores donde se encontraba su base logística y mantenían sus reuniones y citas de seguridad, cuyos miembros -de nacionalidad británica- se dedicaban a la adquisición de sustancia estupefaciente en España. Posteriormente, el grupo camuflaba la droga en el interior de transformadores de electricidad para transportarla oculta hasta su destino final en Reino Unido.En el marco de dicha investigación, los policías lograron la identificación de los individuos que conformaban la trama. De este modo se localizó a sus dos dirigentes en Reino Unido y a sus principales colaboradores en España, así como al resto de la organización que se asentaba en Elche y Orihuela Costa. Incautados 322 kilos de hachís en un cocheUna vez iniciadas las pesquisas los investigadores tuvieron conocimiento de que el grupo narcotraficante estaba preparando la entrega inminente de una cantidad indeterminada de hachís. Por este motivo se estableció un dispositivo policial en torno a los sospechosos, que finalmente llevó a los agentes hasta un chalé ubicado en Elche (Alicante) propiedad de los investigados.Una vez allí los policías detectaron la presencia de dos vehículos. Uno de ellos tras abandonar el chalet intentó darse a la fuga, sin conseguirlo, cuando fue interceptado por los vehículos policiales. En su interior se incautaron 322 kilogramos de hachís, siendo detenidos sus dos ocupantes. Posteriormente fueron detenidos otros cinco integrantes de la organización en España, y otros dos en Reino Unido, como consecuencia de la operación desarrollada de modo conjunto y simultaneo con la SOCA británica.Entre los efectos intervenidos, además de los 322 kilogramos de hachís, se encuentran efectos y útiles para su manejo, y una escopeta con los cañones y la culata recortados.La investigación ha puesto de manifiesto la comisión de diversos delitos, tenencia ilícita de armas, atentado a agente de la autoridad y contra la salud pública, este ultimo agravado por la existencia de organización criminal y cantidad de notoria importancia. De los siete detenidos en España, la Autoridad Judicial ha decretado el ingreso en prisión de seis.La operación ha sido realizada por el GRECO Levante y el Grupo 45 de la Brigada Central de Estupefacientes -pertenecientes a la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial-, con la colaboración de la SOCA británica y bajo la coordinación judicial del Juzgado de Instrucción Tres de Denia.