Vídeo: Desarticulada un red de explotación de mujeres chinas

7 de Octubre de 2012

Agentes de la Policía Nacional han culminado la denominada operación "Triada" en la que se ha logrado desarticular una red dedicada a la explotación sexual de mujeres, tráfico de drogas y blanqueo de capitales. Hay 39 personas detenidas, todas ellas de nacionalidad china, en una investigación policial que se ha prolongado durante casi un año y que se ha desarrollado en las provincias de Valencia, Alicante, Madrid, Zaragoza y Tenerife. Los agentes han liberado a 32 mujeres que habían sido captadas en China y traídas con visados fraudulentos para ser explotadas en las casas de citas que la organización tenía en las mencionadas provincias. Además, la red ofertaba distintos tipos de sustancias estupefacientes, -desde Ice, Kai Xin Guo hasta marihuana- a sus clientes, pero también incitaba a las mujeres explotadas a su consumo para lograr que se desinhibieran. Rotando por los prostíbulos de la red Los miembros de esta organización disponían de casi una veintena de casas de citas repartidas por las provincias de Valencia, Alicante, Madrid, Zaragoza y Tenerife por las que iban rotando las mujeres que eran explotadas sexualmente. Las víctimas eran captadas en China por miembros de la organización que les ofrecían trabajar en España, las dotaban de visados como turistas y las trasladaban en avión hasta nuestro país u otro del espacio Schengen. Ya en España eran recogidas por otros miembros de la red que les retiraban el pasaporte y las distribuía en los distintos prostíbulos. Las mujeres contraían una deuda con la organización de unos 14.000 euros y, además, eran obligadas a permanecer al menos un año ejerciendo la prostitución como esclavas sexuales para la red, independientemente de que hubieran saldado la deuda. De 600 a 1.200 euros por noche  La red obligaba a las mujeres a ofrecer a sus clientes todo tipo de sustancias estupefacientes, como Ice, Kin Ketamina, Kai Xin Guo, Mango (una mezcla de Ice y cafeína), cocaína o marihuana. Además, inducían a las mujeres a consumir este tipo de drogas con el fin de desinhibirlas. La tarifa de los servicios sexuales oscilaba entre los 600 y 1.200 euros por noche completa dependiendo de si se incluía droga o no. Estas sustancias eran adquiridas principalmente en Holanda a través de distintos contactos que tenía la organización y era distribuida principalmente en sus locales y, en menor medida, en la calle.  7 millones de euros  Los agentes han registrado 27 domicilios, casi una veintena de ellos casas de citas, en los que han hallado armas de fuego, diversas dosis de metaanfetamina y cocaína, gran cantidad de pastillas de éxtasis y otras sustancias pendientes de análisis y unos veinticinco mil euros en efectivo. Además, entre la numerosa documentación intervenida, se han encontrado documentos que certifica el envío a China de unos 7 millones de euros procedentes de sus ilícitas actividades. Este dinero había sido enviado a China en los últimos seis meses, a través de empresas de transferencias siempre en cantidades inferiores a 3.000 euros y utilizando a terceras personas. Colaboración de las víctimas A lo largo de este año de investigación, los agentes han contado con la colaboración de cuatro víctimas de esta organización criminal, a las que, conforme al protocolo marco y el plan integral de lucha contra la Trata de Seres Humanos se les ha prestado la oportuna asistencia y protección. La operación ha concluido con la liberación de un total de 32 mujeres que eran explotadas por la red. La investigación ha sido desarrollada por la UCRIF Central,- de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras-, las UCRIF de las Jefatura Superiores de Policía de Valencia, Alicante, Madrid, Zaragoza, la UCRIF de la Comisaría Provincial deTenerife, y la UDYCO de Valencia.