Vídeo: Desahuciados, sin trabajo y con cinco hijos

9 de Noviembre de 2012

Ya se veían en la calle, cuando los servicios sociales les ofrecieron una solución. El Ayuntamiento de Badalona había llegado a un acuerdo para ofrecer pisos con un alquiler social de 190 euros. Sin embargo, el día del contrato les dijeron que el piso estaba ocupado y antes había que echar a los ocupas del domicilio. Por si fuera poco, los trámites se alargan y cada vez es más complicado poder vivir en la residencia asignada. El consistorio decide pagarles una habitación para que Sandra, la madre, viva con dos de sus hijos.  Mientras, Jonathan, el padre, vive con el resto de los hijos en casa de sus padres. El piso sigue ocupado y temen represalias de la familia que lo ocupa.