Vídeo: Derriban una vivienda en Alhaurín el Grande en medio de un gran dispositivo policial

6 de Noviembre de 2013

La lucha de Rosa, Salvador y su hija de 22 años por conservar su casa ha llegado hasta aquí. Después de que en abril la movilización ciudadana frustrase el derribo y hace dos semanas ninguna empresa accediera a realizarlo, hoy todo ha terminado. Una piqueta se ha encargado de echar abajo el edificio. Pero no ha sido fácil. Con las presiones, un primer operario se ha negado a continuar y la empresa ha tenido que enviar a otro trabajador escoltado por la Guardia Civil para continuar con la demolición. Todos los ahorros de esta familia, tras la venta de su piso, habían ido a parar a esta finca no urbanizable donde construyeron su casa, una práctica extendida por toda la provincia de Málaga. Esta noche la familia dormirá en el piso que han tenido que alquilar.