Vídeo: Declaran ante el juez el guardia de seguridad del Alvia, el segundo maquinista y un operario de Renfe

19 de Agosto de 2013

Celso Castor era el vigilante del Alvia siniestrado aquella noche. Solamente sufrió una brecha, pero lo que vivió en las vías no se le olvida: fue el primero en llamar al centro de control de Renfe. En sus declaraciones a la policía dijo que al salir del túnel se dio cuenta de que el tren iba mucho más rápido de lo normal.También iba en ese tren, en el tercer vagón, un operario de Renfe. Viajaba al lado del revisor y testigo de una llamada telefónica clave: la que hizo el interventor al maquinista apenas un minuto antes del accidente. El juez Aláez ha preguntado al trabajador cuánto duró esa llamada y qué provocó que terminara, para ver si el maquinista se dio cuenta de que iba a descarrilar.Y un tercer trabajador viajaba esa noche en el Alvia. Es Javier Illanes, el maquinista que llevó el tren hasta Orense. El juez quería saber si detecto algún problema técnico en el tren antes del accidente.En el proceso se han personado como acusaciones particulares las familias de 11 fallecidos y de 17 heridos. De momento no hay previstas mas declaraciones judiciales.