Vídeo: Cursos de reeducación vial para evitar la cárcel por conducir bajo los efectos del alcohol

14 de Noviembre de 2013

Eduardo conducía bebido cuando le paró la Guardia Civil. Cambió la condena de trabajos sociales por la realización de un curso de reeducación vial y nunca más volverá a conducir bajo los efectos del alcohol, ya que si lo hace podría ir a la cárcel. Los cursos van dirigidos a condenados con penas de hasta dos años de cárcel y sin antecedentes.En los últimos 10 años, casi 2.000 conductores, el 80% de los condenados por conducir bebidos, han realizado estos cursos y ninguno de ellos ha reincidido. El 10% de los condenados se ha negado a asistir a estos cursos en la Audiencia de Alicante y ha ingresado en prisión.