Vídeo: Un cura más cerca de la tierra que del cielo

12 de Marzo de 2011

El Padre Manel no es un cura cualquiera. Sus ideas transgresoras y el trabajo que realiza a pie de calle, ayudando a los más necesitados, hacen de él un sacerdote especial. A muchos ha dejado con la boca abierta al contar que tiene una amiga especial aunque no convive con ella ni tiene relaciones sexuales. Defiende que el celibato sea voluntario y el sacerdocio femenino. Y aunque no está de acuerdo con el aborto, reconoce que ayudó a una joven que no tenía otra salida pagándole el proceso.