Vídeo: Los criterios terapeúticos serán los únicos que se tendrán en cuenta para acceder a la reproducción asistida.

23 de Julio de 2013

Cientos de personas protestaban anoche frente al ministerio de sanidad en contra de la exclusión de mujeres solteras o parejas de lesbianas de la reproducción asistida en la sanidad pública. Una manifestación convocada por las redes sociales que acabó con carreras y cargas policiales.Hoy, el Ministerio de Sanidad elimina  de su propuesta la mención expresa a que estos tratamientos se apliquen sólo a parejas heterosexuales pero mantiene los criterios médicos para acceder a estas técnicas en los servicios públicos.El Secretario General de Sanidad y Servicios Sociales del PP y Consejero de Sanidad de Castilla la Mancha José Ignacio Echaniz declaraba esta mañana a la entrada en el consejo interterritorial de Sanidad que la médica es la única razón a la que debería atenderse en estos casos.No es la opinión de algunas comunidades autónomas, como el País Vasco o Andalucia, que hasta ahora han permitido el acceso a estos tratamientos a mujeres solteras y parejas de lesbianas y que manifiestan que seguirán haciendolo.La Consejera de Sanidad de Andalucía, María Jesús Montero, ha acusado al PP de introducir en el texto un concepto que lo único que busca es poner excusas para imponer un modelo ideológico que no reconoce lo que ya reconoce la ley y las sentencias judiciales, que hay más modelos de familia que la tradicional y que todas tienen los mismos derechos.Una opinión que también ha manifestado la Presidenta de la Federación española de gays, lesbianas y transexuales Boti García Rodrigo que ha afirmado que la reforma es una discriminación por motivo de sexo y de orientación sexual y que va contra la ley del matrimonio igualitario ratificada por el Tribunal Constitucional.El texto final que se aprobará no recoge expresamente el derecho de mujeres solteras o lesbianas a estos procedimientos, como tampoco lo hacía el anterior, que jugaba a la ambiguedad. En esa ambiguedad y en la interpretación de la norma se basarán Andalucia y el País Vasco que ya han manifestado que seguirán permitiendo el acceso de estas mujeres a las técnicas de reproducción asistida.