Vídeo: La crisis también afecta a la industria funeraria

31 de Octubre de 2011

La crisis también pasa factura a la celebración de la festividad en recuerdo de los difuntos, ya que los gastos en flores y ataúdes se han reducido este año un 20 por ciento.En cuanto a las flores que estos días adornan los camposantos, la gente opta por comprar aquellas variedades más económicas como los clásicos crisantemos, ya que los claveles alcanzan precios más elevados. Lo mismo ocurre en el enterramiento, la gente opta prefiere comprar nichos en lugar de tumbas, ya que son mucho más baratos. Atenta a la evolución del mercado, la industria funeraria ha tomado nota y ha comenzado a diversificar la oferta, como en Barcelona donde han puesto a la venta "columbarios" de cristal, una especie de vitrina instalada en los cementerios, donde se colocan las cenizas de los difuntos y también sus objetos personales.